Observatorio

Descarga aquí el IV Observatorio ADIMUR del Directivo

El Observatorio de ADIMUR se realiza para conocer los retos e inquietudes de los directivos murcianos así como su opinión sobre aspectos de la empresa y la economía regional. El Observatorio se ha convertido en el Observatorio de referencia para los directivos de la Región, que ya cuenta con su cuarta edición.

NOTICIA DE LA VERDAD

Los directivos de la Región de Murcia esperan aumentar este año la facturación de sus empresas y el número de empleados, pese a prever, en cambio, una desaceleración de la economía regional. Ese es el balance que se extrae de los resultados del IV Observatorio de la Asociación de Directivos de la Región de Murcia (Adimur), presentado este martes, que también apunta a la falta de infraestructuras como la principal preocupación para el presente año.

El 68% de los directivos murcianos cree que la facturación de sus empresas aumentará en 2019 y el 51% también opina que aumentará el número de empleados, continuando con la tendencia positiva de años anteriores. Sin embargo, las previsiones no son tan optimistas en la evolución de la economía regional, tal y como revelan los resultados del informe, detallados por Antonio López, presidente de la Asociación de Directivos de la Región de Murcia (Adimur).

Solo el 38% de los encuestados (frente al 71% del pasado año) cree que la economía regional mejorará en 2019. El descenso contrasta con el incremento del pensamiento en los directivos de un comportamiento sin cambios (44%) y el de un retroceso de la economía (14% frente al 6% de 2018).

Asimismo, los resultados revelan una caída del número de directivos que piensan que el comportamiento del empleo mejorará en la Región (un 41% frente al 66% de 2018). Este descenso ha sido provocado por el aumento tendencial de los directivos que opinan que el empleo permanecerá sin cambios (40%) y, especialmente, por el incremento de los que consideran que empeorará (16% frente al 3% del pasado año).

Antonio López, presidente de Adimur, destacó, a su vez, «la incrementada preocupación, en el plano directivo, por la detección y retención del talento humano; en el plano de la empresa, la preocupación por el estrechamiento de márgenes y el incremento de la burocracia; y en el plano regional, el incremento de la prudencia sobre las perspectivas de la mejora de la economía, motivado fundamentalmente por la falta de infraestructuras».

Del Observatorio también se desprende que los principales problemas que afrontan las empresas murcianas son la disminución de márgenes (63% de los encuestados marcaron este problema como uno de los tres principales que afronta su compañía), el exceso de regulación (39%) y el acceso a mano de obra cualificada (36%), un hándicap que cada año adquiere más fuerza para las empresas de la Región.

En relación a las principales debilidades de la economía regional, en primer lugar aparece la falta de infraestructuras (20%), aumentando su peso relativo en 5 puntos respecto al año anterior. De esta manera, el déficit hídrico pasa a segunda posición (14% frente al 22% de 2018). Según los directivos, el paro ha dejado de ser, como en años anteriores, el talón de Aquiles de la economía (quinta posición con un 10%).

Para impulsar el avance de la economía regional, el desarrollo del Corredor Mediterráneo pasa a ocupar la primera posición en este apartado (4.51 puntos sobre 5) por delante del Plan Hidrológico Nacional y los trasvases (4,39), el AVE (4,35), el puerto de El Gorguel (3,84) y el Aeropuerto de Corvera (3,53). Por otro lado, las principales medidas elegidas para impulsar la recuperación económica han sido la calidad de la enseñanza (4,64 puntos sobre 5) y la reducción de la burocracia (4,54).

Como dato significativo, respecto a los cambios emprendidos por las empresas regionales en los últimos doce meses, se ha producido una reducción considerable en la búsqueda de nuevos mercados (57% frente al 62% y 70% de 2018 y 2017, respectivamente), incrementándose, por otro lado, las alianzas estratégicas (40% frente al 27% del pasado año).

Por último, el directivo murciano se encuentra satisfecho con su carrera profesional y sus perspectivas de futuro se siguen manteniendo por encima del 90%. Por tercer año consecutivo, las peores puntuaciones de los directivos van dirigidas hacia el reconocimiento de la sociedad hacia su trabajo y el equilibrio entre vida profesional y personal. Sin embargo, ésta última mejora año a año (2.99 sobre 5 en 2016 frente a 3.11 en 2018).

El presidente de Adimur, Antonio López, manifestó que este observatorio «gana adeptos año a año, convirtiéndose en una referencia para todos los entes económicos y sociales de la Región, ya que sus resultados, a posteriori, demuestran la fiabilidad de sus predicciones».