Noticias

ADIMUR, Dirección Humana y Garrigues abordan las “luces y sombras” de la nueva ley de teletrabajo

Javier Rojas y Javier Navarro han participado en un webinar organizado por la Asociación Dirección Humana en colaboración con Amefmur y Adimur

Especialistas en derecho laboral del despacho de abogados Garrigues de Murcia han abordado la nueva ley de teletrabajo, aprobada recientemente por el Gobierno nacional mediante un real decreto, que acarreará, entre otras circunstancias, mayores gastos para las empresas. 

Josefa Jiménez, presidenta de la Asociación Dirección Humana de la Región de Murcia, ha inaugurado el webinar afirmando que “el nuevo marco laboral que estamos viviendo, como consecuencia de la crisis del Covid-19, ha hecho que nos tengamos que adaptar y reinventar a muchos niveles. Pero, como profesionales de los recursos humanos, en nuestro caso, y como empresarios y directivos, estoy segura de que todos somos conscientes de que los empleados son el activo principal de las empresas. Por ello, todo esfuerzo en garantizar el bienestar de todos los trabajadores y, por tanto, también de nuestras empresas, es imprescindible para conseguir la excelencia en el desempeño de nuestra función”.

Por su parte, Francisco Javier Rojas Aragón y Francisco Javier Navarro Arias, socio responsable y asociado principal del departamento Laboral de Garrigues, han analizado la nueva normativa en el webinar ‘Teletrabajo: luces y sombras. Principales cuestiones prácticas’ organizado por la Asociación Dirección Humana de la Región de Murcia (DH) en colaboración con la Asociación de Directivos de la Región de Murcia (ADIMUR) y la Asociación Murciana de la Empresa Familiar (AMEFMUR). 

Los especialistas han abordado algunos de los aspectos prácticos más controvertidos del recién aprobado real decreto-ley de trabajo a distancia y han analizado los principales problemas prácticos que plantea la nueva regulación, en la que abundan los conceptos jurídicos indeterminados, las continuas remisiones a la negociación colectiva y a los acuerdos individuales, con la finalidad de llenar un vacío normativo provocado por una norma que, según su opinión, debería haber sido objeto de mayor consenso y reflexión.

Javier Rojas ha incidido en el hecho de que esta nueva ley “puede suponer un incremento de los costes laborales para las empresas”, y ha advertido del más que posible aumento de la litigiosidad en las relaciones laborales, “ya que tendrá que ser la doctrina de nuestros tribunales la que aclare las imprecisiones normativas contenidas en la norma”. Ante ello, ha indicado que “se trata de una oportunidad perdida y que, quizás, debería haberse dejado más autonomía a la voluntad de las partes introduciendo mayor flexibilidad en una figura que ha llegado para quedarse”.

Por su parte, Javier Navarro ha destacado, por ejemplo, que “la nueva normativa, en los términos que se encuentra formulada, puede conllevar algunos efectos colaterales que han de ser tenidos en cuenta desde el punto de vista empresarial, como ocurre ante la eventual obligación de cotizar y tributar por los instrumentos empresariales puestos a disposición del trabajador (ordenador, teléfono….) y en aquellos porcentajes en los que puedan destinarse a su uso privativo, ahondando todo ello en un claro encarecimiento de los costes productivos.”

En todo caso, ambos especialistas en derecho laboral han concluido que “solo el tiempo dirá si la nueva normativa y las soluciones que pretende aportar resultan acordes a las necesidades actuales que presiden las relaciones existentes entre empresa y trabajador”.

El presidente de ADIMUR, Antonio López, ha cerrado la sesión dirigiéndose a todos los directivos y empresarios para animarles a adaptarse con el objetivo de trabajar en beneficio de las empresas y, por tanto de los trabajadores y la economía.