Noticias

Pilares para la recuperación económica de la crisis del COVID-19

A los directivos les toca realizar una toma de decisiones alejadas del cortoplacismo y velando por la salida ordenada y coherente de la situación actual hacia el nuevo panorama en el que nos encontramos. Toca tirar del carro, una vez más, poniendo encima de la mesa ahora más que nunca su compromiso con la sociedad, intentando ser ejemplo de arrimar el hombro, asignándose tareas diferentes a las que hasta la fecha venían realizando o incluso que antes ni existían.

Es el momento de demostrar que la Responsabilidad Social Corporativa de las empresas no es solo un papel que se puso de moda. Con dicha filosofía y esfuerzo, la recuperación de la economía en la Región ha de seguir las siguientes líneas de actuación públicas y privadas:

▪ Adaptación del fin de los ERTE’s por fuerza mayor al nivel de recuperación de la actividad de cada sector. No han de finalizar en todos los sectores con el fin del estado de alarma. Facilitar la tramitación de los ETOP’s en tiempo, flexibilidad e incentivos económicos.

▪ Mantenimiento de ayudas a autónomos durante los 6 meses siguientes a la finalización del estado de alarma, y misma ayuda para los nuevos autónomos que se den de alta.

▪ Retomar las bonificaciones a la contratación derogadas: minusválidos, prácticas, conversión de contratos en indefinidos…

▪ Bonificaciones o exenciones fiscales a las empresas que aumenten el empleo durante 2020.

▪ Bonificaciones a la contratación de empleadas de hogar, que permita la vuelta al trabajo de las parejas, ante la situación de suspensión del curso escolar y actividades extraescolares.

▪ Plan específico de reactivación del sector turístico, con medidas tales como:

o Una rebaja del IVA al sector hasta el 4% durante 12 meses.

o Condonación parcial (30%) de los préstamos ICO obtenidos a aquellas empresas que demuestren tener pérdidas extraordinarias en 2020 por el Covid-19.

o Refinanciación a 10 años (no los 5 actuales), de la parte de los préstamos ICO no condonados.

o Bonificación de los seguros sociales, en cuantía proporcional al índice de ocupación perdido por las medidas sanitarias contra el Covid (50% de máxima ocupación → 50% de bonificación en seguros sociales.

o Campaña de fomento del turismo local-solidario para este verano.

▪ Fomentar (subvencionar) inversiones de las empresas en nuevos equipos industriales 4.0, digitalización, o todo aquello que suponga un impulso de su actividad.

▪ Incentivar directamente la industrialización de la Región, atrayendo la implantación de empresas productoras.

▪ Liberalización de los horarios comerciales.

▪ Apoyar al potente sector agroalimentario primario e industrial para que siga siendo el pilar fundamental de la economía de la Región como lo ha sido durante el estado de alarma. Atender sus demandas de garantías de suministro hídrico, facilitar el trámite de sus licencias de actuaciones y defender sus intereses en las políticas de precios.

▪ Ante la contracción de la demanda privada en construcción, ha de aumentar el gasto público en la contratación de obras y servicios durante los próximos 12 meses, vía el desarrollo del gran número de infraestructuras de las que carecemos.

▪ Revisión de las condiciones económicas de los contratos públicos (administración regional y nacional) con las empresas privadas, para adaptarlos lo antes posible a la desescalada y a la nueva situación post-Covid y comunicarlo adecuadamente para que las empresas planifiquen sus actividades y recursos.

▪ Habría que recuperar la promoción de vivienda oficial protegida.

▪ Reimpulso en las empresas de la actividad comercial orientada a la exportación, ya que previsiblemente otros países se recuperarán antes que España.

▪ Plan de austeridad de la administración del Estado, para compensar el incremento del gasto público en la reactivación.

La Junta Directiva Asociación de Directivos de la Región de Murcia